(Mente sana in corpore sano)

 In Adiestramiento, Juguetes

Juguetes para perros interactivos

Todos sabemos como de importante es ejercitar a nuestro perro, salir a correr con él, jugar a lanzarle la pelota, dar largos paseos…pero igual de importante que conseguir que haga ejercicio para mantenerse en un peso óptimo y tener una fuerte musculatura, es ejercitar su mente y plantearle retos a nivel mental.

Hoy vamos a hablaros de los juguetes interactivos para perros, concretamente los que recompensan con comida la paciencia y habilidad del animal.

¿Cuáles son los juguetes interactivos?

Aquellos en los cuales el perro es el protagonista del juego ya que él es quien interactúa con el juguete y logra superar los retos propuestos obteniendo una recompensa.

Existen diferentes modelos de este tipo de juguetes tales como la bola dispensadora, los distintos modelos aid toy de la marca arppe, el juguete Kong o la modalidad doggy train además de otras marcas similares.

¿Para qué tipo de perros están pensados estos juguetes?  

Pueden darse a cualquier tipo de perro y a cualquier edad pero pueden ser especialmente útiles en casos de hiperactividad, conductas destructivas o ansiedad por separación.

En estos tres casos puede ayudarnos, además de unas pautas de adiestramiento, ejercitar al animal y cansarlo.

¿Por qué se caracteriza la hiperactividad del perro?  

La hiperactividad o exceso de energía puede darse en cachorros y en perros adultos. Se caracteriza por un exceso de energía y por las ganas de jugar durante todo el día. Muchas veces se ve reforzado por los propios dueños, que no marcan los momentos de juego y estimulan las conductas que deberían frenar.

Conceder al perro sesiones de ejercicio y de juego puede ser muy beneficioso para hacerle quemar energía, pero siempre debemos decidir nosotros cuando se juega y cuando es momento de tranquilizarse.

El uso de los juguetes interactivos, los cuales le permiten concentrarse en una actividad concreta, le ayuda a bajar su energía. Igual que cuando nosotros nos concentramos en una actividad mental como estudiar.

¿A que nos referimos con conductas destructivas?  

Algunos ejemplos de esta conducta serían la masticación destructiva hacia objetos, prendas de ropa o muebles. Esta actividad (la mordida) en la que el perro quema energía puede reconducirse hacia sus propios juguetes como mordedores o huesos y también hacia el reto mental que le plantea un juguete interactivo.

El perro necesita ejercitar su dentadura y morder pero debemos darle los objetos adecuados para ello y no asumir como normal el hecho de que destroce nuestras cosas.

¿Cómo definiríamos la ansiedad por separación? 

Debido a que muchas veces los perros pasan todo el día en compañía de algún miembro de su familia, cuando se quedan solos en casa experimentan reacciones nerviosas por el estrés que les produce la soledad.

El ladrido, la micción dentro de casa, la destrucción de objetos o el lloro excesivo pueden ser conductas que reflejen esta ansiedad, ya que el sentimiento que experimenta el animal es de abandono, cree que su dueño no volverá.

Evidentemente, no sólo se precisa de un juguete interactivo para acabar con este problema pero el cansancio del perro puede ayudar a paliarlo.

¿Qué aporta un juguetes interactivo al perro?

-Premian la paciencia y perseverancia del perro otorgándole una recompensa muy preciada para él: la comida

-Sacian la curiosidad natural del perro y le ayudan a ganarse su comida, algo que les encanta a los perros

– Les permite estimular su paladar con nuevos sabores

-Les otorga independencia, ya que son juguetes en los que no precisa de la presencia de nadie más y él es el protagonista absoluto

– Aportan entretenimiento, al fin y al cabo son un juguete más que además se relaciona con comida, por lo que estimula doblemente al animal

-Convierten el momento de comer en algo divertido, lo que puede ser práctico si tu perro no come su pienso con demasiado afán.


¿Cuál es el modo de empleo de estos juguetes?  

Es muy sencillo, se trata de rellenarlos con comida, no sólo pienso ya que tratamos de estimular el paladar de nuestro perro, por lo que puedes introducir en el juguete fruta, pan, fiambre, carne, galletas para perros…

Por supuesto debes trocear cada alimento antes de introducirlo en el juguete ya que así el entretenimiento durará más y los trozos de comida no serán excesivos para que el perro los coma.

¿Qué alimentos no debe consumir un perro?

Los alimentos dañinos para nuestro perro son el chocolate, la cebolla, el aguacate, uvas, nueces, pasas o huesos que no sean específicos para ellos ya que pueden astillarse.

¿Existe algún truco para que el entretenimiento dure más? 

Se puede utilizar paté, queso de untar, yogur, sobrasada o el contenido de las latitas para perros para taponar el agujero que contiene el juguete interactivo. De esta forma el perro deberá lamer esta cobertura para llegar al contenido y esto alargará su entretenimiento.

Otra forma de demorar la salida del alimento de dentro del juguete, es emplear el queso o el paté para introducirlo dentro del juguete. Lo que debemos hacer es mezclar el pienso, la carne, la fruta, etc. con el queso, el paté o la sobrasada e ir introduciéndolo en el interior del juguete de manera que al animal le sea más costoso extraer la comida.

Otra idea es esconder el juguete en la habitación de manera que antes de comer, el perro deba buscarlo y así hacer del juego un mayor reto.

Otro truco muy útil para el verano es congelar el juguete, ya preparado. Simplemente, debemos rellenarlo con los alimentos que deseemos mezclándolos con el queso o el paté como hemos explicado antes e introducirlo en el congelador horas antes de su uso.

Cuando queramos entretener al perro, sacaremos el juguete y este le proporcionará más tiempo de diversión y concentración; ya que el alimento habrá quedado más compacto y será más difícil de extraer.

Ahora sólo queda que comiences a probar recetas y tu perro las juzgue…

¡¡Bon appétit!! 

 

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search