Todo lo que debes saber sobre los premios para perro

 In Adiestramiento, Alimentación, Consejos, Juguetes

Premios para perros

¿Cuál es el mejor premio?

Sin duda no existe un premio mejor, cada perro es un mundo y como nosotros,  cada perro responde mejor a diferentes estímulos, por lo que tendrás que averiguar cuál es el mejor premio para él.

Existen tres tipos de premios fundamentales que son: la comida, el juego y las caricias.

Como hemos mencionado cada es un mundo y se estimula mejor dependiendo de su carácter con premios diferentes. Por norma general,  la comida suele ser un potenciador muy fuerte, pero no a todos los perros les estimula igual y dentro de esta también podemos encontrar que un snack específico funciona genial con un perro y no tan bien con otro. Eso sí, veréis que por norma general los palos de comida húmeda funcionan muy bien.

Por otro lado tenemos el juego, existen muchos y muy diferentes tipos de juegos  y juguetes con los que los perros pueden disfrutar. En este caso, el reforzador sería el juguete que al mismo tiempo le va a proporcionar juego. Aquí pasa lo mismo, hay cánidos que prefieren jugar a comer, por lo que el juguete pasa a ser el mejor refuerzo.  La pregunta es, qué juguete elegir. Ocurre lo mismo, hay quien prefiere una pelota, otros un mordedor… Ahora bien, uno de los que mejor funciona es el Kong, un juguete muy polivalente.

En cuanto a las caricias, al entrenar con tu perro siempre son un gran reforzador  pero no lo suficiente potente para que un perro que está jugando con otro o se encuentra ante una fuerte distracción, abandone el juego y corra a obedecerte.

Tenemos que comprender que existen otros patrones de refuerzo que dependen también de nosotros, estamos hablando por ejemplo de la voz, una voz motivadora  siempre estimulará mejor que una voz de frustración y cabreo. Si llamas a tu perro nervioso y enfadado, rara vez acudirá a tu encuentro.

¿Cuánto tiempo tengo para premiar? y ¿Cuánta cantidad tengo que dar?

El tiempo que tienes para premiar a tu perro es de tres segundos, por lo que debes estar muy atento. El perro aprende por asociación, lo que significa que si tú le pides a tu perro que se tumbe, una vez se haya tumbado correctamente tendrás tres segundos para premiarlo.

Insisto, el premio debe darse cuando el perro está tumbado ya que si premias antes, asociará el premio a no estar tumbado o si por el contrario premias después seguramente no asocie bien a que se debe.

La cantidad de premio que se le debe dar es la suficiente para que el perro quiera volver a repetir, pero no tanta como para que el perro se canse o se aburra del premio y desestime este.

No lo olvides:

El premio que elegiremos depende del perro, tienes tres segundos para premiar (en caso de tardar más en premiar con juguete, comida o caricia iremos premiando con la voz u otro estímulo puente), premia siempre la acción perfecta (un clicker te puede ayudar), motiva a tu perro con la voz y sobre todo no te frustres. Si tú te pones nervioso, el perro también lo estará.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search